La familia es esencial en el desarrollo de los jóvenes y en la creación de un ambiente sano que fomente sus valores, potencie su confianza y ayude a enfocarlos con seguridad.

A menudo, la rutina, hábitos adquiridos, falta de tiempo, vivir la educación como un pulso, comportamientos en los hijos que no se saben gestionar o malos resultados académicos, hacen que padres y madres a menudo no sepan cómo ayudar a sus hijos, cómo potenciar sus capacidades, cómo ayudar a que sean más felices, cómo facilitar su entrada enel mundo adulto.

En ocasiones, la separación es tal, que los vínculos se deterioran y la relación entre padres e hijos deriva en una lucha que genera frustración, incomprensión y tristeza en ambas partes.

Las sesiones de coaching familiar tratan de ayudar a madres y padres a que tengan las herramientas y confianza necesarias para acompañar a sus hijos desde la empatía, la escucha activa y el empoderamiento.

Las sesiones también sirven para restablecer el orden emocional, ayudar a que padres, madres e hijos encuentren vías mediante las que construir una relación sólida, cariñosa y fructífera; establezcan límites, normas de convivencia y respeto en base a valores comunes, y, pese a tener puntos de vista opuestos, construyan un espacio emocionalmente estable de seguridad, desarrollo y colaboración.

Las sesiones pueden realizarse a madres y padres, o a madres, padres e hijos conjuntamente.

Completa el siguiente formulario y envíanos tus preguntas. Te responderemos lo antes posible:

Escríbenos: